Ocio y viajes

Ni campamento ni nada ¡la niña quiere vaguear en verano!

vaguear en verano niños

¡Y yo también! Pero es que no es posible. Hija de mi vida ¡qué pronto te vas a tener que enterar de lo que es la no conciliación! No es que pretenda hacer de ella un cerebrín, ni una atleta profesional, sólo aspiro que que la chiquilla tenga un entretenimiento sencillo para que no eche de menos el colegio. Porque lo echará. Vamos, porque ya lo está echando. Porque desde el curso pasado tiene un apego por las clases, un amor por sus amigos, que no quiere ni oír hablar de las vacaciones. Y las necesita claro, y hacemos lo que podemos como familia par que no se aburra como una ostra y reniegue de nosotros deseándonos lo peor. Pero ya sabemos todos que las vacaciones escolares no cuadran con las laborales ni por casualidad. ¿Y qué hacemos los padres? Pues los 2 primeros años me pareció que el campamento urbano municipal que se hacía en su propia escuela era el mejor invento del mundo, y ella compartía el pensamiento. Fue súper feliz con 3 años pero con 4 ¿qué pasó? Ni un sólo niño salió satisfecho de aquellas actividades, y claro eso me da a entender que no es que la mía sea un culo de mal asiento ¡es que la organización fue un verdadero mojón! Aunque sea mucho más barato que otras opciones, pues para ir a disgusto mejor que no vaya. Pero claro entre darle a elegir y permitirle vaguear en verano ¡hay mucho trecho!

1. Si su hermano hace algo, ella también

Este es un motivo que se ha situado en su contra. Si me tuviese que quedar con los 2 en casa, sería peor (laboralmente) y mejor para el plan vago que tiene la niña. Se pasarían la mañana asalvajados para hacer algo juntos en horario de tarde. Pero mi churumbelito debe ir el máximo tiempo posible a la escuela infantil, porque como de esas sesiones matinales depende parte de su progreso social, no puedo tenerlo otra vez sin supervisión en casa para que retroceda en los avances que ha logrado en los últimos meses. Si ella se queda aquí, la veo enganchadísima a la tablet, a la tele, a la videoconsola (porque para ella son actividades radicalmente diferentes y si le pido que deje de hacer una cree que la puede sustituir por cualquiera de las otras dos). Es una niña que hace puzzles, que se entretiene disfrazándose, coloreando, dibujando… ¡Un ratito! Pero estamos hablando de 24 horas al día durante 2 meses y medio ¡no va a haber entretenimiento suficiente en el mundo para que se desfogue! Además, con las temperaturas de verano todo empeora: no podemos salir a la calle a cualquier hora, no pueden quemar energías en el parque hasta que cae la tarde y cuanto menos encierro tengamos que vivir todos juntos en casa ¡mejor!

2. Todos a vaguear en verano ¿Y renunciamos a 2 meses de sueldo?

Esta opción sería divina para quien pueda permitírselo. Nos quedamos ambos padres sin trabajar, o al menos uno de nosotros, y nos lo pasamos de sarao en sarao con los niños hasta mediados de septiembre. Si no es por no querer, es por no poderlo mantener presupuestariamente. Más o menos, me puedo organizar para trabajar mediodía solamente y encargarme de ambos después de comer (vamos, y si durmieran una siesta de vez en cuando ya sería el colmo de la buena suerte) pero el día completo es inviable. También están los abuelos, pero no deja de ser pasar la mayor parte del tiempo encerrados en una casa o en otra, y a mí eso me da depresión sólo de pensarlo.

3. La natación salva vidas

Y además ella adora el agua, la piscina la playa. Pero debido a las prohibiciones de la piscina municipal del año pasado, la puñetera se buscó las habichuelas para aprender a bucear y flotar. Aún no nada, y mis perspectivas de haberle enseñado durante el invierno en la piscina climatizada hicieron aguas al primer intento: cuando descubrió el tamaño gigantesco de la rejilla de la depuradora de esa piscina y se negó a volverse a sumergir allí. Mi bichilla está muy pagada de sí misma e insiste en que ya sabe nadar suficiente, y que no quiere ir a natación. Luego le digo que habrá otros juegos, que aprenderá a nadar más deprisa, que irá con algunos de sus amigos, y entonces se lo repiensa. Otro punto es que se va a tener que patear casi 4 kilómetros diarios (2 de ida y 2 de vuelta) que la van a dejar reventadita (y a mí también vamos, que voy a hacer la operación bikini llevando y trayendo niños de diferentes zonas del pueblo a pleno sol en julio). Pero ya que no tiene otras inquietudes infantiles de cara al verano, ni otras necesidades especiales y saber nadar es algo tan importante para no morir de la forma más tonta ¡a natación se ha dicho! Aspiro a que vaya gustándole el plan poco a poco, porque encima las clases cuestan un dineral para que se entretenga por las mañanas, como para que en el último momento no se baje del burro y se niegue a ir. A veces pienso que sólo me dice que no porque como está en esa nueva fase de preadolescente de 5 años negacionista, sólo quiere complicarme un ratito la existencia, pero luego seguro que lo disfruta.

¿Cómo se plantea vuestro verano con niños? ¿Están en plan vago total o motivados para hacer alguna actividad?

Esto te puede interesar

Sin comentarios

¡No te cortes, deja un comentario!

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.