Cosmética

Niños quemados por el sol. ¿En nuestros días?

¡Horror! Se me ha quemado la niña en la piscina. Bueno, a mí exactamente no, a los monitores de natación, y no es que sea algo que parezca demasiado grave, pero con lo precavidos que hemos sido con la protección solar de los niños (y la nuestra propia) desde que nacieron ¡jamás pensé que me vería en casa con mis niños quemados por el sol! Resulta que el primer día del curso de piscina encremé a la niña en casa, a las 8 de la mañana, antes de salir para las instalaciones de la piscina. Sé que además del rato de natación, que lo hacen en una piscina interior, organizan manualidades, sesiones deportivas… Por las fotos veía que estaban siempre bajo techo, y que cuando los sacaban a un trozo de parque que hay en los alrededores, a esas horas era todo sombra espesa. Que sí, que a la sombra también hay que protegerse, pero no es tan dañina como la exposición directa a los rayos. El segundo día la cosa fue aun más tranquila, porque ni siquiera tuvieron actividades de exterior, pero el tercero se unieron 2 despropósitos: me olvidé de ponerle la crema solar en el desayuno (merezco todo lo que me pase, con el cargamento de Mustela que tengo cada verano en casa) y salieron a hacer juegos de agua en la piscina exterior. ¡El acabose!

1. Niños quemados por el sol, pero sólo un poco

Espero que esta sea la única vez que le pase a esto a mi mochuela, y que no vayamos acumulando papeletas para un melanoma a lo tonto. Cuando volvió a casa, le vi los hombros demasiado coloridos y brillantes. No tenía el aspecto de un guiri casi albino en una costa española, pero ya se le veían sospechosamente oscuros. Ella decía que no le dolían, y yo no quise hablar sobre la quemadura, porque con el carácter dramático que tiene, igual me hubiera hecho llevarla a urgencias a curarse. Sin embargo, según avanzaba el día empezó a tener sensación de tirantez y escozor en la piel. Tanto, que al dejarla un rato a cargo de mi madre en casa, se fue a buscarse su tratamiento que vale para todo (un stick facial de Mustela) que se restregó por toda la cara y los hombros. Efectivamente, en la zona del moflete, cercana a la oreja derecha, la rojez también era bastante evidente. En fin, ya no había nada que hacer. Me fui corriendo a estrenar el bote de after sun de los niños, con la esperanza de que le refrescase y calmase al menos en el momento. ¡Y funcionó! A la mañana siguiente ya no tenía molestias.

2. ¿Qué pasa con la norma de renovar la crema solar cada 2 horas?

O después de cada baño, o cuando se sude mucho… Porque aunque yo bañe a la niña en crema a las 8 de la mañana, hasta la 1 del mediodía que sale del cursillo le pasa de todo: cambios de ropa con sus roces pertinentes; una hora, como mínimo, sumergida en la piscina, y eso cuando no hay otros juegos acuáticos; sudor a cascoporro por la ola de calor que hemos estado viviendo ¡y porque estamos en julio! Que se suda en cualquier momento. Ya en los últimos días de colegio estaba mosqueada por este tema: aunque le pusiera crema a las 9 de la mañana, teniendo la recogida a las 15:30 y estando de carreras y juegos a pleno sol, eso no hay crema que lo aguante. Vamos, que esta norma sirve sólo cuando los niños tienen a sus padres a la vera, pendientes de cada situación para renovar el embadurnamiento.

3. ¿Deberían los adultos de los campamentos estar más concienciados con la protección solar?

Juraría que sí. Que nos exijan a los padres llevarlos bien protegidos de buena mañana, y con su crema para volver a hacer las aplicaciones que hagan falta durante toda la jornada. La mía lleva un frasquito pequeño de Mustela con dosificador, muy manejable, etc. Pero con 5 años no sabe cuándo se la debería volver a aplicar. Y lo que es más, sus pertenencias no están con ella en todo momento y no puede abandonar el grupo para renovarse la crema. La monitora de natación, ante mi petición de que vigiláramos esto de los niños quemados por el sol un poco más, me dijo que ellos disponían de un bote de crema para aplicar a quienes no llevaban la propia, y que lo habían hecho con la mía el día de mi olvido. Pero mi mochuela, que todo lo cuenta, me dijo que a ella sólo le dieron 2 restregones en los brazos y que sospecha que aquello no estaba bien aplicado para protegerla. ¡Ay, criatura! Si es que está tan acostumbrada a los litros y los fletes que le damos, que si sólo le dispararon un poco de cantidad y esperaron a que ella hiciera el resto, claro que no se protegió bien Comprendo que no van a andar encremando a los niños de 15 años, pero con estos tan pequeños deberían estar un poco más al tanto para ayudarles. Porque por muy disciplinados que sean, hay zonas a las que no llegan por sí solos. Ahora entiendo a esos padres con niños en cuyas escuelas no se responsabilizan de cambiar pañales y llaman a las familias cada vez que el niño los necesita. Pues como esto siga así, me veo acampando en el centro deportivo cada 2 horas para vigilar el estado de la crema solar de mi mochuela.

Aunque igual lo que vamos a necesitar para casos así es ropa de esta moderna de manga larga con protección solar. La batalla de hacerle entender a la niña princesa por qué debe ir casi vestida a la piscina también dará que hablar. ¿Se os han quemado alguna vez los niños en playas y piscinas? ¿Por dejarlos a cargo de otra persona o por un desvarío vuestro?

Esto te puede interesar

4 Comentarios

  • Responder
    Laura
    15 julio, 2019 at 10:15

    Pues a mi también me da miedo que se queme y mi hija tiene dos años y la llevo a la playa y a la piscina con traje manga corta y pantalon corto con filtro solar. El otro dia un niño de 4 años me preguntó porqué mi hija se bañaba vestida!🤦🏻‍♀️ Jeje que digan lo que quieran, pero de un pueblo de 2000 habitantes soy la única… rarezas mias que quiero proteger a mi hija del sol?? 🤷🏻‍♀️🤷🏻‍♀️

  • Responder
    Miriam
    15 julio, 2019 at 10:42

    aiiish… toda la razón… yo soy muy clara de piel y a la mínima me quemo y tengo muy claro el tema crema solar… aunque sí, no lo uso como debería y por la mañana para ir a trabajar no me la pongo y deberíamos siempre XD pero total, cojo autobús y me lleva al trabajo…

    pero a la niña pedí si les ponían crema en la guardería y su respuesta? que los lleváramos encremados de casa.. que dices, a ver, si la visto a las 7 porque la dejamos a las 7.30 a la hora que salgan al patio ya no tiene protección..
    pero según ellos que si se ponen a poner crema a todos los niños no salen al patio (hace p1)
    ahora que es verano dos días de la semana hacen juegos de agua y piden crema puesta en casa.. pues lo mismo! si se la pongo a las 7 y salen a las 10 como pronto, son 3h! a pleno sol de juliol! me parece fatal… ya por eso le puse camiseta solar en la bolsa pero claro, hasta que no vea alguna foto ni idea de si la ponen o no…

  • Responder
    Elena
    16 julio, 2019 at 22:45

    Yo entiendo a los monitores y su negativa a dar ellos crema los niños: simplemente están evitando denuncias del tipo “es que tocó a mi hija con intención”, “se extralimitó en las zonas en las que aplicar la crema a mi nene” y similares. Por eso mismo no cambian pañales en muchas guardes. Pagan justos por pecadores, por supuesto, pero con cómo están las cosas hoy día, yo también me cuidaría muy mucho de tocar a un niño ajeno ni con un palo…jejeje.

  • Responder
    Miriam
    18 julio, 2019 at 18:31

    Deben ir siempre protegidos, la ropa es una solucio. Ideal, los mios van con camiseta de manga larga, pantalon y gorroy crema por supuesta renovada dedpues de cada baño o cada 2 horas, pero no solo eso. Este año yo tambien me he pasado a la camiseta, tanto jigar en la arena en la piscina de los peques qud ni una sombra da, y encima con eo rstres que muchas veces era yo la que iba sin crema, dije mira ahorro crema que mi bote de 100 ml no dura ni 2 semanas y me permitw relajarme cuando estoy con ellos

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.