Enseñanza/Colegio

Inmersión lingüística con niños de 2 años. ¿Aprenderán inglés mejor?

kumon english

Este verano hemos estado haciendo odiosas comparaciones entre mi bichilla y mi sobrina en cuanto al nivel de inglés de cada una. Es cierto que se llevan 2 años, una está escolarizada en un colegio público bilingüe de Madrid y mi mochuela en una comunidad de aprendizaje, también pública, con sólo una hora de inglés a la semana desde los 3 años. A ver, el colegio bilingüe tampoco es que sea exactamente así, pero sí que además de la hora de inglés tiene un par de asignaturas más en esa lengua y claro ¡la diferencia es tremenda! Y eso que la mayor se siente insegura y cree que si un adulto le habla no va ni a entenderlo todo ni a saber responder adecuadamente, pero el entendimiento lo tiene estupendo. Las ventajas de la inmersión lingüística con niños de 3 años aquí la hemos experimentado con el catalán, que si bien es casi gemela del español, cuando mi mochuela entró al colegio en infantil el catalán que había oído era así como lejano, y al acabar del curso ya parecía que se hubiera criado en esa lengua. Eso sí, aquí la inmersión es radical, porque entre los 3 y los 6 años no tienen ni una sola hora de castellano a la semana. Ahora que llega el momento de elegir las actividades extraescolares, y teniendo en cuenta que el tema de los idiomas le fascina, más allá del patinaje y el baile estamos valorando el método Kumon English, de forma que pueda aprender a su ritmo, puesto que muestra una predisposición muy buena para los idiomas, que no tiene respuesta dentro del horario escolar.

1. ¿Se puede realizar una inmersión lingüística con niños de 2 años?

¡Y con 2! Vamos, es que hasta en la guardería de mi churumbelito tenían sesiones de inglés a esta edad y resulta que era una de las actividades preferidas del niño, por los cuentos, las canciones, los bailes… La ventaja de Kumon English para los niños es la orientación individualizada, que permite a cada alumno avanzar en función de sus capacidades, con actividades cortas que se realizan cada día (oye, es que si a los niños les gusta ¿por qué tener que dedicar sólo un día a la semana?) de forma que no se tiene en cuenta ni su edad ni el curso escolar. Hasta no hace mucho, las clases de inglés para niños eran en español, con 4 cositas chapurreadas en inglés y esto es un atraso. Así eran mis clases en el colegio y claro, los alumnos no cambiábamos el chip y al final allí se preguntaban las dudas en español y de inglés aprendíamos muy poco y muy lentamente. Y ni qué decir de mi maestra de inglés, que tenía su acento de nuestro pueblo, no se parecía en nada a una inglesa nativa pero bueno ¡por suerte los tiempos han cambiado!

2. Hablar y pensar en inglés ¿es posible?

Para quienes hemos aprendido inglés a una edad relativamente tardía, creo que sólo somos capaces de pensar en inglés cuando le damos un uso diario en el trabajo. Pero como tengamos los conocimientos ahí, apolillados para una vez que salimos de viaje al extranjero de higos a brevas ¡vamos a traducir mentalmente del español al inglés con seguridad! Con Kumon English, el programa de inmersión lingüística personalizada de Kumon, los peques desarrollan esta habilidad de forma innata. El inglés se convierte en una segunda lengua para ellos (o tercera en nuestro caso), que si no llegan a dominar al mismo nivel que la materna, lo hacen con una soltura que nos deja pasmados siendo tan pequeños. Escuchan, reproducen, leen (cuando sean capaces), escriben, aprenden las reglas gramaticales y desarrollan un alto nivel de comprensión lectora de textos originales en inglés, a la vez que incorporan vocabulario de forma gradual e incrementan su memoria auditiva. Por eso, es más efectivo a estas edades trabajar un poquito cada día, que hacer sesiones intensivas un día a la semana.

3. ¿Y el grupo de compañeros?

Pues ya lo tendrán en clase, en otras extraescolares, en el parque… Si alguna vez habéis estado matriculados en un curso de idiomas ¿cómo de desigual era el nivel de todos los alumnos? No ya solo pensando en el nivel de inglés, sino en las diversas capacidades a la hora de aprender vocabulario, gramática, de estancarse y retrasar con sus preguntas a todas la clase, mientras otros se aburren y tienen la sensación de no avanzar y estar perdiendo el tiempo y los profesores no saben cómo gestionar un grupo tan dispar, donde todos pagan por igual y tienen los mismos derechos. Con Kumon English y la inmersión lingüística con niños, los alumnos no dependen del grupo ni del profesor, sino de su orientador particular. El truco está en un pequeño trabajo diario, que sea ameno para ellos, y en desarrollar sus capacidades para autogestionar su aprendizaje y convertirse en autodidactas. Esto puede parecer muy fantasioso con tan poca edad, pero yo tengo más que comprobado que funciona. Por ejemplo: si mi bichilla quiere saber algo sobre la salud dental (ha tenido una etapa muy obsesiva con el tema de las bacterias, las caries y todo lo relativo a los dientes) pese a que aún no sabe leer con fluidez, se las ha ingeniado para tener conversaciones con OK Google y conseguir que la tablet le leyera textos y le mostrara vídeos sobre lo que le interesaba, sin necesitar la ayuda de un adulto. Y le ha dado igual mañana, que tarde, que noche porque quería aprender sobre eso y estaba disponible cada día de la semana. En Kumon sí tendrán un orientador que personalice su enseñanza y que les provea de los materiales y contenidos más adecuados para ellos. Esta forma de trabajo podrán aprovecharla en muchas otras parcelas de sus estudios y de sus vidas.

Nosotros estamos tentados por este método porque tenemos una academia cercana, así es que debéis saber que hasta el 31 de octubre, Kumon España ofrece la posibilidad de probar gratis Kumon English durante 15 días en cualquiera de sus más de 230 centros. ¡Gratis! Así podréis decidir en primera persona si el planteamiento de estos cursos os cuadran con vuestros churumbeles o no, antes de tomar una decisión definitiva. El programa de aprendizaje tiene 21 niveles que empieza con la repetición de ejercicios sencillos, material didáctico adaptado a las necesidades del alumno y un CD de audios nativos, continúa con la lectoescritura, la estructura oracional y la gramática, y finaliza con la comprensión lectora de textos originales de gran complejidad. ¿Tenéis el inglés en mente como actividad extraescolar para los peques?

Esto te puede interesar

3 Comentarios

  • Responder
    Miriam
    23 septiembre, 2019 at 09:55

    La mía este curso en P2 empìezan a hacer inglés en la escuela, pregunté como se daba y que principalmente dando las indicaciones en inglés o bien cuentos, canciones etc…

    yo como informática que debo buscar información en google muchas veces creo que el inglés es muy importante, ya que al final cuando trabajas si necesitas alguno internacional va a ser este y si viajas con este te apañas casi siempre.

    Nosotros miramos todas las pelis y series en inglés subtitulado y se gana mucho, y a la niña le ponemos cuando podemos canciones en inglés y hasta se sabe alguna aunque no sepa qué dice (pero le pasa igual en catalán y castellano XD)

    Sobre el hecho que no hagan nada de castellano, bueno… yo soy de las que piensa que el castellano lo tienes hasta en la sopa y por lo tanto no es «necesario» en sentido que lo aprenden igual (el catalán no y solo hace falta ver como hay gente que no sabe hablarlo bien ni escribirlo cuando viven aquí pero no lo usan). En mi casa somos catalanoparlantes y la niña reproduce canciones en castellano, si le dices algo en castellano se lo piensa algo más pero lo entiende y yo en mi casa no he hablado castellano nunca (excepto familia lejana en Valencia y Navarra) y sé hablarlo a la perfección y escribir por igual. Está en el cine, revistas, libros, tele y sobretodo sobretodo, compañeros de clase (la mía dice algunas cosas en castellano porque en clase debe decirlo alguno porque ya digo que en su entorno, 0 castellanos jaja)

  • Responder
    Mk
    23 septiembre, 2019 at 15:06

    En mi pueblo hay un cole público en el que hacen asignaturas en inglés. Cada ciclo aumentan las horas hasta 3 semanales + la propia asignatura. Me atrae mucho la idea pero no se si mis bichejos se harán un lío los pobre. Al catalán y castellano le tenemos que sumar el francés que les larga la canguro y si añadimos otro más… 😖
    En febrero-marzo nos toca la ruta de puertas abiertas… a ver que nos cuentan.

    • Responder
      Miriam
      24 septiembre, 2019 at 16:07

      Yo creo que cuando son pequeños son esponjas, y está claro que inicialmente te harán un lío en sentido que hablarán mezclando, pero es lo normal. Ya les pasa con cat+cast, pero a la larga separan y son capaces.
      Si te gusta yo no descartaría por eso, una cosa es que lo empiecen grandes pero siendo pequeños no creo que sea un problema y sino mira los niños que viven fuera y los padres les hablan catalán y castellano por ejemplo y luego aprenden en clase el idioma de donde sean e inglés si no es un país de habla inglesa. Y no se lían ni les da un chungo

    ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.