Juguetes

Comprar cosas de unicornios. ¿Todos los niños pasan por esta fase?

Comprar cosas de unicornios

No hace tantos meses, pensaba que mi hija se iba a quedar estancada en su fase de princesa para la eternidad. Todo lo quería rosa, con brillos, con volantes, cursi, además de querer estar disfrazada la mayor parte del tiempo. No veíamos que fuese un problema, pero como fase le ha durado casi 3 años. Vamos, que no ha sido un antojo pasajero sino una afición bien arraigada. No sabemos muy bien cómo pasó, pero un día, poco antes de iniciar el primer curso de primaria, le dijo a la abuela que el rosa le gustaba, pero ya no tanto, y que seguramente dentro de poco tiempo su color preferido iba a ser el azul. Ya veis, jamás me había planteado que esto de escoger color preferido fuese una cosa para la que un niño meditase en profundidad durante días antes de tomar la decisión. No es que hayamos pasado de la fase de  princesa a la de gótica del inframundo, no, pero nos hemos quedado instalados durante meses en la nueva fiebre por comprar cosas de unicornios. Sí, cosas, así en general, sin un criterio fijo pero abarcando múltiples facetas en su vida.

decoración de unicornios barata cumpleaños

1. Comprar cosas de unicornios para decorar

Desde hace años, una de las fundas nórdicas de mi bichilla es una especie de pony colorido, al que ella no le había dado mayor importancia hasta ahora. Un unicornio no es, porque le falta el cuerno y por muy poco entendida que sea yo en estos menesteres, sin tetas no hay paraíso y sin cuerno no hay unicornio. El caso es que el pasado verano, casi me mata de un susto cuando me dijo que quería quitar a su sirena Mari Carmen, (la protagonista de ese mural de 3 metros que ocupa su habitación) por algo igual pero de unicornios. A esto no hemos podido acceder, porque el mural cuesta un dinero curioso y sigue en perfecto estado, pero sí que hemos tenido que traer a casa unos peluches de unicornios, con los que duerme así estemos en plena ola de calor, y ahora pide cojines de unicornio con mucho pelo además del cuerno. Eso sin contar con que ya hemos tenido que comprar cosas de unicornios para la temática de su cumpleaños con meses de adelanto. En fin, que la nueva fiebre le ha dado fuertecita también.

cuentos con unicornios protagonistas

2. Libros de unicornios. ¡Información al poder!

Al borde de los 6 años, mi mochuela aún tiene dudas acerca de lo que es real y lo que es ficción. Por ejemplo, tiene claro que las hadas no existen, pero con las sirenas y los unicornios se confunde, porque como ellas parecen humanas y ellos caballos, opina que sería de los más razonable que pudieran estar en la vida real. Y la entiendo, es que son muy confusos y muy molones. Así es que una forma de sacar partido a su recién adquirida afición es leer sobre este tema que tanto le apasiona, puesto que justo a su edad la lectura es uno de los puntos que más se están trabajando en su colegio. En casa tenemos Telma el unicornio y Sofía Alegría, experta en unicornios. Pero ya le tenemos el ojo echado a otros cuantos títulos para completar su biblioteca monotemática: ¡hay muchísimo donde elegir!

disfraz vestido unicornio princesa

3. Ropa de unicornios para niñas ¡o para todos!

No sé cómo serán vuestros hijos a la hora de adorar a un personaje de dibujos animados o a cualquier tipo de protagonista, pero a mi criatura, cuando le da por algo, si no lo viste es como si no lo sintiera de verdad. Así es que al comprar cosas de unicornios para seguir alimentando su pasión, la primera en dar el paso fue la abuela, que se plantó un día en caso con un vestido súper alegre con una mega cabeza de unicornio. ¡que no le gustó! En realidad le encantó, porque no ha dejado de ponérselo durante todo el verano, pero la niña ha heredado de mi madre una tendencia desquiciante a decir que no a todo, para desdecirse al momento. Así es que al recibirlo se la lió porque el unicornio le gustaba, pero no las mariposas que también adornaban el vestido. A continuación llegó el bañador de unicornio, que no ha podido estrenar porque le queda grande, y después localizamos una camiseta de unicornio, con purpurina, en una tienda en la que no esperábamos comprar nada, y lo que le haría especial ilusión son estos atuendos de tul, a medio camino entre el vestido de repollo y el disfraz de carnaval. Pero como ella es muy de la máxima de que antes muerta que sencilla ¡lo quiere mucho! Por suerte, estamos en una época en la que se ha desatado la pasión por los unicornios, y mi hija no es la única que se desvive por ellos, así es que es relativamente fácil encontrar de todo con estos animalitos de cuento.

mochila de unicornio para primaria

4. Complementos de unicornios, así en general

Por pedir ¡ella lo pediría todo! Pero en la vida real sólo tiene una diadema de unicornio (una bestialidad de cuerno que no se le tiene ni derecho encima de la cabeza, porque pesa mucho y a poco que se mueva se le cae) y la nueva mochila para primaria, que la eligió ella misma después de descartar decenas de modelos con más unicornios. Pide otras muchas cosas como bolsos peludos, con lentejuelas, zapatillas de estar en casa de esas tipo peluche, que se enmierdan en la primera pisada, pijamas y disfraces. Pero por ahora hemos paralizado las compras a la espera de que lleguen su cumpleaños, los Reyes y de comprobar si esta nueva pasión va a ser tan fructífera y duradera como la de las princesas y las sirenas.

En fin, hasta aquí nuestro nuevo desfase casero. Con estos gustos es imposible encontrar la senda del minimalismo en casa, porque le coge afición a todo lo más colorido. ¿Vuestros peques también llevan sus nuevos gustos al límite? ¿Lo tienen que decorar absolutamente todo con aquello que adoran en cada momento?

Esto te puede interesar

Sin comentarios

¡No te cortes, deja un comentario!

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.