Consejos

Regalos para una bimadre. Cuando detrás hay experiencia

Regalos para una bimadre

Uno de los errores que suelo evitar a la hora de hacer cualquier regalo es comprar algo que me haga ilusión a mí, sin importarme lo útil o maravilloso que vaya a ser para la persona que lo reciba. Parece lógico ¿no? Pues os sorprenderíais de la cantidad de gente que regala lo que le da la ventolera sin importarle nada lo que vaya a pensar el destinatario: porque no lo aprecia, porque quiere salir del paso, porque está seguro de que sí le dará uso, porque yo soy más listo que nadie… Y por eso el universo y las tiendas  inventaron el ticket regalo y las devoluciones en un plazo razonable de tiempo. Cuando te ves en la tesitura de elegir regalos para una bimadre la cosa suele complicarse: los padres primerizos necesitan de todo y muy mal se te tiene que dar el asunto para que no aciertes con algo que de verdad les vaya a rendir: desde ropa, a pañales, cualquier trasto de puericultura ¡lo que sea será bien recibido! Pero cuando el primogénito ya ha estado surtido de todo ¿qué nos queda a las visitas para tratar de causar buena impresión? Pues ojo, que igual la cuestión no es tan complicada ¡es que nos liamos solos! Y si no, echad un ojo a estas cosillas que, personalmente, me hubieran hecho muy buen apaño en mi segunda maternidad. Aunque muchas de ellas sé que las quiero ahora, a toro pasado.

1. Lo que digan los padres

De verdad, a veces el factor sorpresa es más una incomodidad que una ventaja. Ilusión toda la del mundo, pero antes de gastarnos los cuartos en algo que no se va a aprovechar, ni a utilizar ¿de verdad vamos a situar el entusiasmo por defender nuestra idea de regalos para una bimadre por encima de lo que ella quiera? Yo soy muy fan de preguntar abiertamente qué tienen, qué les van a regalar y qué necesitan. Hay familias que directamente ponen listas de regalos en tiendas de confianza y lo facilitan todo. Yo prefiero comprar lo que me digan pero donde yo quiera, aunque siempre, siempre estoy dispuesta a escuchar qué es ese detalle que van a necesitar, y que cambiará radicalmente dependiendo de las necesidades de cada familia. Además, habrá madres que elijan cosas para el nuevo bebé, o para toda la familia, o para sí mismas, por lo que las opciones se multiplican.

2. Tiempo para mamá

Bueno y para papá también, pero yo hablo desde mi propia vivencia. Quizás los primeros días tras el parto no van a ser los idóneos para este tipo de regalo, porque muchas nos apegamos a las criaturas como si no hubiera un mañana y lo último en lo que pensamos en en separarnos de ellas. Pero pensando más a largo plazo… A mí me hubiera gustado que unos meses después de tener al mochuelito encarrilado hubiera podido disfrutar de una sesión de peluquería, un masaje, una escapada al cine exprés con otra gente adulta… En mi caso, hubieran sido escapadas muy breves, porque mis pimpollos son de lactancia muy demandante y de rechazo a la leche extraída y al biberón. Es un regalo algo más comprometido, que obliga a conocer bien a la mujer que lo va a recibir, pero que con una inversión pequeña puede dar unos resultados espectaculares. Cuando eres madre, 2-3 horas de paz sin niños a la vista puede ser tu mayor lujo.

3. Quítale trabajo, no al niño

Desde que descubrí este tipo de regalos, da igual si la madre reciente es primeriza, bimadre, madre de familia numerosa o se ha propuesto repoblar el país ella sola. Otro error para con las recién paridas suele ser el de “dame al bebé, que yo te lo cuido y tú puedes hacer otras cosas”. Y esas cosas son ponerte a hacer la comida, limpiar la casa… Para ese ahorro de tiempo ¡me quedo con el bebé entre mi mugre! Ahora se han puesto de moda los regalos en forma de servicio de limpieza por horas en casa, comidas preparadas a domicilio, trámites de nacimiento on line, el regalar robots de limpieza que les faciliten el día a día ya de por vida… ¡Que no decaiga la fiesta! Si no quieres gastarte el dinero, te puedes encargar personalmente de estos menesteres para ayudar a la familia, pero personalmente creo que es un presupuesto muy bien invertido, que permite a las bimadres tener tiempo para ellas mismas y para sus hijos.

4. ¿Y el primogénito destronado?

En casa no hemos sufrido episodios de celos ni cambios en la conducta de mi bichilla al convertirse en hermana mayor, y el prematurito requería tantas atenciones que (llamadme mala madre) yo no tuve tiempo ni de fijarme en la poca atención que le estuve prestando a ella durante muchos meses. Entre las horas que estaba en el colegio y lo bien centrado que estaba su padre en su papel de adulto pendiente de ella al 100% para que no me echara en falta, creo que esos primeros meses la irrupción de la miniatura en casa no fue traumática para ella. Pero hay hermanos mayores que incluso desde el embarazo se van oliendo el percal y se convierten en criaturas más exigentes que los propios recién nacidos. Uno de los regalos originales para una bimadre sería el permitirle poder pasar tiempo con su hijo mayor, de forma exclusiva a poder ser, en alguna actividad que ambos disfruten. Puede ser ir al cine, a un espectáculo infantil, un pícnic, una sesión de masaje en familia, talleres de yoga para padres e hijos, cursos de baile ¡lo que sea! Cualquier hobby que detectéis en la familia es susceptible de ser regalado. Además, muchas empresas comercializan cheques regalo que duran hasta 2 años, por lo que la separación del recién nacido no tiene que ser inminente si la actividad elegida está lejos de casa.

Al regalar, lo que cuenta es la intención, pero si además de voluntad acertamos con una gran idea, el regalo será mucho mejor recibido. ¿Qué tipo de regalo fuera de lo común soléis regalar a otros padres recientes?

Esto te puede interesar

1 Comentario

  • Responder
    Mamá Puede
    12 noviembre, 2019 at 07:31

    A mi me gusta mucho la opción de llevar comidas o unas horas para que te hagan la casa, esas cosas si que son necesarias!
    Pero también es verdad que hay que pensar a quién se lo regalas. Lo mejor es preguntar siempre y así no fallamos

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.