Juguetes

Nuestra primera cámara digital para niños. Estrenamos Kidizoom Duo de VTech

Kidizoom Duo de VTech

¡Ya pasó la primer aparte del cumpleaños de mi bichilla. Sí, porque doña saraos tiene unas celebraciones que van por episodios: el viernes tarta para los compañeros en el colegio; el sábado con la familia paterna; el domingo con la materna; a finales de mes celebración conjunta con otro compañero del colegio que también nació en noviembre. En fin, que esto es el cuento de nunca acabar y ya lleva 4 tartas en el cuerpo, aunque para ella lo importante es que ya tiene en su poder los regalos estrella de su lista de deseos: un escritorio de niña mayor (tal y como lo definió ella misma) y su primera cámara digital para niños. Hace cosa de un par de meses empezó a insistir en que quería tener un teléfono móvil, con la excusa de poder hacer fotos. Es cierto que la tablet no es práctica para esto, y la semana en que fuimos al Safari africano Sigean, desempolvé una de mis antiguas cámaras de fotos digitales para ver cómo se manejaba. Súper bien claro, porque estas criaturas ya son nativas en estas tecnologías y en 2 minutos se hizo con el manejo. Pensé que borraría la rosísima Kidizoom Duo de VTech de su lista de regalos ¡pero no! Me miró como si estuviera loca y me dijo que la que yo le había prestado era provisional hasta que tuviese la suya. ¿Y por qué no quería la mía de forma definitiva? Pues porque ni era rosa ni se le podían acoplar auriculares (yo no veía el sentido de esto) si editaba la foto con decorados bonitos. Ante tantas razones de peso, aceptamos no quebrantar su ilusión y después de unos días en los que no se separa de su gran regalo, esto es lo que os puedo contar sobre ella.

camara para niños kidizoom duo

1. ¿Por qué elegimos la cámara Kidizoom Duo de VTech rosa?

Pues porque ella la había visto en los anuncios de la tele y ya no quería otra. Pero aparte de eso, porque me la recomendaron otras madres del colegio que ya la tenían y para quienes era un modelo súper práctico para los niños. A ojo, es mucho más grande que mi camarita digital, y lo que para mí podría ser una desventaja, en manos de la niña es un acierto. La que yo le presté tenía unos botoncitos diminutos, que muchas veces pulsaba sin querer, además de un menú con opciones complejas y una navegación nada intuitiva, por lo que sí, sabía hacer fotos con ella, pero tardaba mucho cuando quería gestionar algún modo y al final se le pasaba la oportunidad: se le escapaba el animal que quería retratar; mi churumbelito se iba corriendo, etc. Además, la Kidizoom Duo de VTech está llena de parches antideslizantes y el material es resistente a los golpes y caídas, porque la niña tiene un pavo últimamente que raro es el día en que no se le cae algo de las manos, y como no es plana, sino con forma ergonómica, se agarra a ella con las dos manos y la usa de forma estable y sin sustos. Está indicada para niños de 5 a 12 años, así es que como mi zángana acaba de cumplir 6, le viene divinamente, y ahí viene el otro, apuntando maneras y dando manotazos para hacerse también con ella.

marcos y efectos kidizoom duo vtech

2. Lo que más me ha gustado de nuestra primera cámara digital para niños

Lo robusta que parece y la calidad de las fotos que hace (5 megapíxeles) que en condiciones de buena luminosidad, si el niño se queda quieto y no para de mover la cámara, valdrán para para revelar o imprimir con resolución de sobra. El hecho de que se recargue con un USB estándar (incluye el suyo propio, pero todos sabemos que ese cable se acabará perdiendo y no podemos entrar en pánico cuando llegue ese momento), que las fotos se pasen a cualquier ordenador con el mismo cable, sin necesidad de software especial y que se pueda ampliar la memoria con una tarjeta microSD, son cosas muy positivas. Sí, porque de entrada la capacidad de almacenaje me parecía suficiente para mi mochuela (256 mb), pero 2 horas después ya había cambiado de opinión: al ritmo al que retrata y graba vídeos y almacena canciones para bailar, le dura la memoria un suspiro. Pero lo mejor es el hecho de que se la pueda dar a la niña sin tener que estar detrás de ella explicándole cada opción. Y eso que las funciones me parecen muchísimas, por lo que el día del estreno se colapsó un poco y s epuso nerviosa pensando que era muy difícil para ella. Pero en dos ratos ya se las apaña sola, también por el tamaño de los botones, que son hermosos. Eso sí, si teníamos poca intimidad, menos nos queda ahora con la reportera gráfica a jornada completa dentro de casa. 

cámara e fotos para niños con juegos

3. Lo que más le gusta a la niña de la Kidizoom Duo de VTech

Pues lo de hacer fotos, de repente casi que es lo de menos. Está desatada con el vídeo y ahora entiendo la necesidad de auriculares ya que la cámara le permite insertar efectos de sonido, grabar voz, distorsionarla y te monta una película en un momento, además de que se puede usar como reproductor mp3. Otra de sus funciones preferidas son los selfies, de hecho, tiene un objetivo extra para esta opción y así se encuadran a la perfección mientras se ven reflejados en la pantalla. No como yo, que saco todo el entorno menos a mí misma si lo intento con mi móvil. Los retoques para poner efectos en las fotos son muy divertidos y pueden usarlos tanto antes de hacer la foto como editarlas para insertar los efectos después. Hasta ahora, ella sólo había probado esta opción en mi cuenta de Instagram, pero claro, no podíamos guardar esas creaciones porque no las publicábamos. Con su primera cámara digital para niños tiene la creatividad disparada.

4. Lo que yo mejoraría…

Es tan completa, tan completa, que aprovechando su sensor de movimiento también incluye pequeños videojuegos. Esto no lo veo nada necesario, porque bastante tenemos ya con alejarlos de los móviles, la tablet, la videoconsola en exceso, como para que encuentren más alternativas hasta en la cámara de fotos. No es un mal mayor, pero pudiendo elegir, prescindiría de esta opción. Y luego ¡el apasionante tema de las pilas. La Kidizoom Duo de VTech necesita 4 pilas de las normales (AA) para funcionar. Las trae de serie, pero sólo con la carga justa para unas cuantas pruebas. Poniendo pilas nuevas al instante, y con 48 horas de uso súper intensivo, todo hay que decirlo, hay que volver a renovar las baterías. Tampoco es que sea dramático, porque entiendo que una vez superada la fase de enamoramiento inicial, la cámara digital para niños pasará a usarse de forma puntual y no tan exagerada, así es que las pilas durarán más ¡o eso espero!

Si no encontráis ofertas especiales, el precio ronda los 70 euros en Amazon. También existe una versión más moderna con pantalla táctil, la Kidizoom Touch, pero para estrenarnos en la fotografía infantil, el modelo más sencillo ya nos ha conquistado. ¿A qué edad se estrenaron vuestros peques como fotógrafos? ¿Tuvieron una cámara infantil o empezaron con una de adultos básica?

Esto te puede interesar

Sin comentarios

¡No te cortes, deja un comentario!

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.