Juguetes

Disfrazarse en navidad con los niños. ¿Es necesario?

Disfrazarse en navidad con los niños

A mí me encanta la navidad desde siempre, pese a que las celebraciones de mi infancia fueron bastante sositas. Cena especial con mis padres y hermano, generalmente solos y el mega fiestón ocurría sólo los años en que mis primos visitaban la casa de mi abuela y aquello se desbordaba de gente. Mis churumbeles siguen viviendo esta dualidad, dependiendo de en qué casa nos toque pasar cada fiesta, pero están acostumbrados a cada ambiente y disfrutan mucho, incluso cuando la única persona especial que nos acompañe ese día sea mi madre. La comida, los dulces, los regalos por todas partes… Todo eso contribuye a crear una atmósfera que les hace darse cuenta de que son días únicos y no como el resto del año. Sin embargo, en casa estamos desfasando mucho últimamente: mucha decoración en casa, navidad hasta en la cocina y en la mesa, rincón de juego especial para estos días, cambio de indumentaria… Si bien el año pasado nos limitamos a tener pijamas a conjunto, este año la niña ha querido dar un paso más. Si por ella fuera, querría que legalmente fuera obligatorio disfrazarse en navidad con los niños, y que fuésemos con estas pintas tanto en casa como en la calle. Criatura, a esta petición definitivamente no vamos a acceder, pero en el mundo debe haber gente mucho más implicada con estas celebraciones porque en el mercado existen cosas como estas.

1. Vestidos de fiesta con estampados navideños

Aquí no voy a profundizar más, porque la semana pasada, en mi blog para madres curvy ya os hablé del atentado estilístico que vamos a perpetrar la niña y yo seguramente en Nochebuena, llevando este tipo de vestidos con estampados navideños que causarán un colapso cerebral a cualquier fashion del momento. Si queréis saber más sobre esta forma de disfrazarse en navidad con los niños y salir de casa con la cabeza bien alta (o al menos intentarlo) ¡allí os espero!

disfraz navidad papá noel bebé

2. A los niños elfo ¿los ocultamos en casa o los sacamos a la calle?

Hemos pasado de la gracia de ponerle al niño un gorrito de Papá Noel, a vestirlo entero como al señor de la navidad, y después a incorporar a bebés elfo, niños elfo sin importarnos que el disfraz sea muy chino, muy de mala calidad y que no haya ser humano que aguante cómodo ahí encorsetado. Mi bichilla es muy diva para esto del lucimiento de atuendos, y antes prefiere morir en plan estatua que no tener su disfraz, pero casos como el suyo no son los más comunes. De hecho, ahí tengo al pequeño, que en cuanto ve aparecer una tela brillante y sintética se echa a correr en dirección contraria. Y ni hablemos ya de llevar algo que altere su equilibrio como unas orejas, un antifaz, una cola… Por este motivo, las opciones de los pijamas me parecieron cómodas para todos, pero claro, sólo podemos usarlos en la intimidad. Yo prescindiría de incomodar a los niños con los disfraces, y en caso de que seáis vosotros los que os murais de ilusión, optad para los muy pequeños por diseños poco pomposos, simplemente pijamas de algodón con los colores o dibujos navideños que elijáis pero sin más parafernalia ni complementos. A medida que crezcan ya espabilarán y si no les gusta se los quitarán a manotazos como mi churumbelito, dejando claras sus opiniones sobre el tema.

medias de navidad elfo mamá noel

3. Disfrazarse en navidad con los niños siendo adulto (y sin vergüenza)

Si en el fondo adoráis tanto la navidad y los disfraces como los de vuestros mochuelos ¡que nada os pare! Además de los típicos disfraces de Papá Noel y de su señora la sexy, también son fáciles de combinar con los peques los diseños de elfos. En este apartado, la única prenda que me ha conquistado ha sido esta horterada de medias. Un pack de 3 diseños rayados con los colores navideños que mira, por hacer la gracia y combinado con un clásico vestido rojo o negro, igual hasta me atrevería a llevarlas. Que no se diga que no pongo de mi parte por tal de estirar la ilusión de la navidad hasta límites insospechados.

disfraz navidad mascotas

4. ¿Tenéis mascotas? También ellas pueden sufrir

Nosotros no tenemos animales en casa y tampoco tengo una opinión firme ni de fiar respecto a disfrazarse en navidad con los niños ¡los gatos y los perros! Sin embargo, a pesar de no tener animale sí tengo ojos en la cara y cada vez veo a mis bichitos de paseo en la calle con anoraks, chándals, faldas, jerséis, diademas, coletas… No sé si los animales estarán más abrigados y cómodos así o si sus dueños sólo piensan en que hagan bonito, pero como las criaturas sí que no tienen ni voz ni voto, se han popularizado muchísimo este tipo de disfraces navideños para animalitos que ojo, son más económicos que los de los niños y la verdad es que vistos desde lejos tienen su gracia.

¿Hasta qué punto se os va de las manos a vosotros la celebración de la navidad? ¿Os limitais al árbol, al belén o algún que otro adornito esporádico? ¿O cada año buscáis opciones más surrealistas para que el final del año no pase desapercibido?

Esto te puede interesar

Sin comentarios

¡No te cortes, deja un comentario!

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.