Decoración

El dormitorio Montessori y los espacios perdidos. ¿Te lo puedes permitir?

dormitorio Montessori y los espacios perdidos

No querría empezar el nuevo año sirviendo la polémica, pero después de haber criado a mi bichilla desde hace 6 años con nada Montessori, y haber organizado posteriormente la minúscula habitación de mi churumbelito siguiendo los consejos de este método, tras año y medio de convivencia con los mini muebles y sus mini alturas, veo una laguna tremenda en lo relativo al dormitorio Montessori y los espacios perdidos ¡hacia arriba! Porque si bien optamos por esta distribución a causa de los pocos metros disponibles en el cuarto del niño, conforme crece vemos que acumula más cosas, algunas imprescindibles, y que al estar todo a su altura existe un espacio infinito entre el suelo y el techo que no está nada aprovechado. Con lo cual, todo el mobiliario es pequeño, adaptado a su tamaño y a sus necesidades, pero choca frontalmente con lo bueno que sería disponer de un espacio de almacenamiento extra, como dicen los decoradores expertos de los programas de la tele. Si tuviéramos que redecorar de nuevo, sí, repetiríamos lo que ya tenemos, porque por ahora el resultado sigue siendo bueno, pero si miramos hacia el futuro, claramente tendremos que cambiar muchas cosas, con lo cual hoy nos hacemos nuevas preguntas respecto a si va a ser un ahorro de espacio para estos primeros años de autonomía del niño, pero con un coste extra de dinero.

1. Pocos muebles, diminutos ¿a qué precio?

Por suerte, los precios se han ido popularizando y aunque nosotros optamos por las versiones más low cost de Ikea, si no queréis tener lo mismo que todo el mundo, hay alternativas maravillosas, originales y económicas como las de Kutuva, de quienes tenemos la torre de aprendizaje y que a mí me encantaban, pero cuyas mini camitas no me cabían. En un principio yo estaba enamorada de las mini camitas Montessori con forma de casita, de tipi y demás, hasta que al tomar medidas nuestra ventana se encargó de quitarnos la ilusión, porque en este dormitorio era imposible meter nada con palos que se elevaran más de 90 centímetros sobre el suelo. Por eso, decidimos que al menos pondríamos una cama extensible, de forma que actualmente sigue estando en su posición más pequeña (1,35 metros de largo) pero que podrá servir hasta que el niño sea adolescente. Claro, yo sólo valoraba el largo para el futuro y la baja altura para el presente, porque de hecho mi mochuelito duerme sin barrera de cama, y pese a que ni se ha caído aún, en caso de que lo hiciera tiene el suelo acolchado debajo y la distancia es pequeñísima. Sin embargo ¿Cómo será eso de acostarse con 15 años a esa mini altura? Ya empiezo a verlo menos cómodo, pero lo que más echo en falta es que al ser tan bajita no puedo almacenar nada debajo de ella, por lo que ahora tengo serias dudas acerca de si no hubiera sido mejor elegir una cama individual de medidas estándar, como la de su hermana, o con canapé, o un nido de esos llenos de cajones debajo, sacrificando la motivación para su autonomía. Está visto que no se puede tener todo. Nosotros pensamos en el niño más que en la logística de la habitación y ahora nos empieza a comer el caos.

muebles necesarios en una habitación infantil estantería montessori billy ikea

2. Un dormitorio Montessori y los espacios perdidos alrededor

Nosotros lo tenemos todo pegado completamente a la pared, porque el perímetro no nos da para hacer florituras colocando muebles en el centro de la habitación. Excepto el mueble cambiador, que por supuesto es alto, ya que su función es la de cuidar de nuestras sufridas espaldas de padres y no estimular el desarrollo del niño, la cama, la estantería y la mini mesita con su silla para “estudiar” están a ras de suelo. Y no solo eso, sino que además tienen una altura muy limitada. Es cierto que en esto no gastamos ni un euro, porque la estantería hacía años que la usábamos como librería en casa, solo que en vertical, y la mesa y la silla las ha heredado de su hermana, a quien ya se le han quedado pequeñas, pero a la hora de guardar cosas, organizar sus juguetes, libros e incluso ropa, noto que ya falta espacio por todas partes. ¡Y eso que antes de navidad hicimos una limpieza de juguetes en serio para tirar y donar! Sin embargo, una estantería de 30 cm. de altura deja más de 2 metros vacíos hasta el techo. Sí, podríamos instalar baldas sueltas en las alturas, pero prefiero los muebles que se apoyan de pie en el suelo, porque hemos tenido algunas malas experiencias con estanterías que se descuelgan a traición, además de que no me gusta nada agujerear paredes, porque luego cambio de opinión y es un trauma tener que disimular 100 agujeros en lugar de sólo un par. Hace año y medio estaba convencida de que instalando una cómoda dentro de su armario (tenía mucho espacio vacío debajo de la barra de colgar porque su ropa era diminuta) tendría más que suficiente para mantener ordenadas sus pertenencias. Pero no es así. Con su tamaño de mini niño de 3 años, a pesar de no tener ropa en exceso, el armario empieza a necesitar más centímetros para que no se amontone todo de mala manera. Esto nos va a obligar a sacar de allí los juguetes, recuerdos y cosas variadas que almacenábamos hasta ahora. Y ¿dónde las vamos a guardar?

3. Minimalismo en todos los sentidos

Lo que más me gusta de los dormitorios infantiles de este estilo es que se ven diáfanos y espaciosos, por pequeña que sea la habitación. Esto lo hemos comprobado en primera persona y realmente funciona súper bien como decoración minimalista y funcional. El problema surge cuando lo único que tenemos minimalista son esos mini muebles, pero no el resto de pertenencias. Mis hijos no tienen sólo 4 libros bien espaciados en una mini biblioteca infantil, sino decenas de ellos; no juegan con un arco iris Waldorf de madera y un balancín a conjunto con el resto del entorno y nada más, sino que tienen coches, parkings, pelotas por todos lados, juegos de construcción con bloques de plástico chillón, peluches, robots, juguetes musicales… Y todo esto ocupa un espacio y tiene un diseño nada minimalista ni combinable con la filosofía pedagógica. Dicen que la clave para que un dormitorio Montessori y los espacios perdidos no sean un quebradero de cabeza reside en tener sólo lo justito y en rotar lo que menos uso tiene. Mi madre, sin saber nada de esto, fue la primera que me aconsejó que quitara juguetes de la vista de los niños, les dejara menos cosas al alcance e hiciera cambios periódicos, de forma que lo antiguo les volviese a parecer nuevo. Sin embargo ¿dónde se guardan esos juguetes que se quitan de en medio? Porque aquí lo que nos ocurre es que para mantener digno el dormitorio del niño tenemos que atestar otra habitación de la casa: en nuestro caso el salón.

¿Vosotros habéis logrado dar con la combinación perfecta de orden, almacenaje y autonomía en el dormitorio de los niños? ¿Cuántos cambios habéis tenido que realizar hasta acertar?

Esto te puede interesar

3 Comentarios

  • Responder
    Mamá Puede
    9 enero, 2020 at 07:44

    Ya sabes que nosotros también teníamos la cama extensible de Ikea y estábamos encantados pero hace medio año que a pusimos unas camas compactas para aprovechar más el mini espacio que tenemos. Al final hay que ir a lo práctico.

    Por cierto, debajo de la cama extensible de Ikea nosotros metíamos unas cajas (también de Ikea) para meter juguetes que tuviesen accesibles y ropa de otras temporadas en la parte más escondida y así aprovechábamos todo

  • Responder
    Marta López
    15 enero, 2020 at 12:30

    En mi caso optamos por poner una cama nido con cajones, la cama de arriba es bastante alta y de momento el peque duerme abajo. Ventaja? Que los cajones son altos también y hasta el fondo… me encanta la filosofía Montessori pero mi hijo necesita todos sus súper héroes para que luchen entre ellos, mil dinosaurios, arena mágica…
    Pero sí que de vez en cuando le retiro juguetes, que van directamente para donar.

  • Responder
    Alba
    17 enero, 2020 at 12:52

    Buenas…soy Guía Montessori lo cual requiere una formación que implica tiempo, dinero y sacrificio como todas las formaciones, especialmente si como en mi caso se trata de haber realizado estudios de Máster en una universidad a 600 km de donde vivo con una niña de 1 año y embarazada de mi segunda, además tengo una Escuela Montessori y en proyecto ampliar a colegio…sin ánimo de ofender lo que escribes no tiene nada que ver con Montessori, pedagogía científica, creada por María Montessori primera doctora en medicina italiana entre otras cosas….sinceramente que asocies el nombre de Montessori a todo lo que has escrito en este post me parece totalmente fuera de lugar y no hace más que distorsionar lo que realmente es la Pedagogía Montessori…entre otras cosas estás hablando de decoración, funcionalidad de almacenaje etc que nada tiene que ver con el aspecto pedagógico del Ambiente Preparado (fundamental en la Pedagogía Montessori, especialmente en la franja de 0 a 6 años) por no decir que mencionas a Waldorf que es una pedagogía tan válida como Montessori pero totalmente opuesta, es decir que en un espacio Montessori real nunca habría una arco iris Waldorf …en fin como te he dicho al principio no quiero ofender pero este post realmente creo que resulta ofensivo para las personas que nos dedicamos de manera profesional a este campo y especialmente a la que nos hemos formado con mucho tiempo, dinero y esfuerzo en la pedagogía Montessori.

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.