Cosmética

Cosmética infantil que no conoces hasta que tienes hijos. Y otras cosas de farmacia

Cosmética infantil que no conoces novedades

Hoy no quiero hablaros de nuestras marcas preferidas de cosmética infantil, como Mustela, de la que os hablo muchísimas veces. Tampoco de cuando tu familia vive ese gran día que todos tememos ¡la aparición de los primeros piojos, el máster en productos pediculicidas, de prevención y en lendreras! Hoy me meto de lleno en las novedades de cosmética infantil que no conoces hasta que tienes hijos que hemos encontrado en Vistafarma. Y viendo lo que ha avanzado la industria cosmética y de parafarmacia para cuidar mejor a los niños, aún entiendo menos que en nuestros años mozos sobreviviéramos con las cosas que había entonces. 

1. Cicastela. El último descubrimiento de cosmética infantil que no conoces

A finales del año pasado me topé con esto en Instagram. Todos solemos ir cargados de barritas para los golpes de los niños, picaduras de mosquitos, pero lo de llevar desinfectantes para heridas en el bolso se hace más complicado, sobre todo porque suelen ser líquidos y chorrean con facilidad por todas partes, huyendo de la herida. Así es que cuando vi que Mustela sacaba un producto, un tubito de crema que servía tanto para irritaciones como para pequeñas heridas lo tuve que probar. Más que en el efecto o no que pudiera causar, lo que me interesaba era la sugestión psicológica de la niña, que necesita llevar una tirita o que se le trate de alguna manera cualquier mini cosita que le pase, generalmente en las manos. Cicastela es una crema reparadora que se puede utilizar con recién nacidos desde el primer día, en pequeñas pupas, heridas comunes, rojeces en la boca, zona del pañal o pliegues de la piel, arañazos, granitos de varicela, picaduras de insectos y quemaduras superficiales. Si veis el hueso no hagáis ni el intento y corred a urgencias, claro. Eso sí, no es una crema que podáis usar sin límite, con 2 aplicaciones al día será suficiente para notar mejoría. 

2. Cepillos de dientes infantiles ¡y pasta especial para los niños!

En mi recuerdo no tengo ni idea de a qué edad me empezaron a lavar mis padres los dientes, pero ya os digo que no fue ni con 6 meses, ni con 1 año, ni 2 ni 3. Ahora, se sabe que conviene higienizar las encías incluso antes de que surja el primer diente y en cuanto aparecer ¡a cepillar! Pero claro, esas mini bocas necesitan cepillos con cabezal mini y en mi época los más pequeños que yo tuve en casa apenas variaban de tamaño respecto al de mis padres. ¿Y la pasta de dientes infantil? Desconocida por completo. En aquel entonces se consideraba una forma cara de sacarnos el dinero por poner el mismo producto en un bote de colorines. Eso sí, además de elegir el cepillo de dientes adecuado para su edad (hoy suelen dividirse en franjas de edad de menos de 2 años, de 2 a 5, de 6 a 12 y luego ya podrán usar los de adultos), la clave está en la pasta. Mirad siempre que contengan un mínimo de 1.000 ppm. de flúor porque si no, estará muy rica pero no será efectiva.

3. Gel de higiene íntima. O sea ¿esto es necesario?

Cuando pienso en geles de higiene íntima me vienen a la cabeza los anuncios de la tele de señoras con picores y jamás lo hubiera asociado a la época infantil. Sin embargo, nada como ser madre para meterte de lleno en más cosmética infantil que no conoces hasta que tienes hijos. Y así llegó este producto de uso diario a nuestras vidas, puesto que el gel de baño normal irrita muchísimo, enrojece y pica a mi mochuela mayor. Hemos probado varias marcas y no todas nos han servido igual de bien También hemos tenido geles de higiene íntima para adultos que ha rechazado, así es que la última adquisición es este de Letifem Pediatric, que para empezar ya entra por el ojo de los niños y para terminar ha resultado ser de los más suaves y efectivos que hemos encontrado, junto a otro que nos recomendó el pediatra llamado Zelesse.

4. Cristalmina. ¡Sí, la de nuestra época!

Yo aún recuerdo la mercromina, que lo pringaba todo de rojo, que fue sustituida por la Cristalmina. ¿Y por qué la compraban los padres? Porque manchaba menos que la mercromina, claro. Sin más hondura. Pero ojo, que luego surgió el Betadine y aquello se decía que era mejor ¡y vuelta a cambiar a una cosa que manchaba! Total, que entre idas y venidas médicas, ya ha quedado claro que el Betadine queda prohibido para las embarazadas, madres en periodo de lactancia y niños menores de 3 años, porque la cantidad de yodo que contiene es una exageración y nos desarregla la tiroides. ¡Ojito con esto! Total, que la Cristalmina se ha convertido ya en la dueña y señora de los botiquines familiares, porque no mancha, no escuece y no tiene daños colaterales. ¿Vosotros la usáis?

5. Spray nasal de agua de mar

Puedo estar agradecida de que lo peor que vivan mis churumbeles sean los mocos y las toses estándar, que no requieren ni visitas al médico, ni medicación y que se solucionan por sí mismos con unas cuantas noches interminables de muchos despertares para nosotros. Sin embargo, ya con el primer moco de la niña, el spray nasal con agua de mar a presión hizo aparición en nuestras vidas, y aquí sigue, que tenemos una acumulación de botes que no es ni medio normal. Cuando son pequeños, es casi una tortura usarlos bien, porque ellos se resisten como si los estuviéramos matando y el miedo de los padres a hacerles daño en la nariz genera situaciones de un estrés indescriptible. Por suerte, con la niña hemos visto que a los 5 años es ella misma la que lo pide, porque sabe que si no no va a haber manera de que el oxígeno le entre por la nariz durante la noche. Nuestros pediatras nunca nos han recomendado ningún tipo de máquina sacamocos, porque dicen que generan más mucosidad, así es que tenemos un abono de temporada al spray nasal infantil.

¿De qué otras modernidades para su cuidado disfrutan vuestros mochuelos?

Esto te puede interesar

Sin comentarios

¡No te cortes, deja un comentario!

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.