Enseñanza/Colegio

Matemáticas manipulativas en primaria. ¡Qué gusto aprender así!

Matemáticas manipulativas en primaria

Como criatura de letras que soy y persona adulta que sigue teniendo pesadillas con las clases de matemáticas de mis años mozos, trauma que también tiene todavía mi propia madre, sé que ahora ya no estamos con pensamientos para matemáticas manipulativas en primaria, porque después del papelón vivido en los últimos meses estamos rozando las vacaciones con los dedos ¡y con el pensamiento! Pero antes de que decidamos si volvemos al colegio en septiembre o seguimos ejerciendo de maestros de andar por casa ¡qué invento tan bueno me parece para las escuelas! Hace unos meses os conté cómo eran los nuevos métodos que utilizan en el colegio de mi bichilla para aprender matemáticas con regletas. Durante las clases on line del confinamiento, hemos desarrollado el tema de las matemáticas manipulativas y os aseguro que no es lo mismo aprender conceptos de esta ciencia simplemente viendo números y signos dibujados sobre un papel o una pizarra, que pudiendo tocar el conocimiento. Os voy a contar algunos de los ejercicios que nos han recomendado hacer en casa y que motivan a la niña especialmente. De cara a los padres ¡sorprende mucho verlos aprender así!

1. Matemáticas manipulativas en primaria con bloques de construcción

Os compartí un mini vídeo en Instagram en el que mi bichilla hacía unas sumas y restas usando piezas de Lego, de forma que le resulta mucho más sencillo ver exáctamente qué unidades añade o quita antes de poner la solución sobre el papel. Con bolígrafo por supuesto, porque ella está muy segura de sí misma y se niega a escribir con lápiz fácilmente corregible. No queráis saber la que montamos cada vez que se equivoca, porque obviamente lo hace con frecuencia. Pero a lo que vamos, como aún hace estos cálculos con cifras pequeñas es un juego factible. Lógicamente, cuando quieran sumar centenas no nos va a servir el método, pero para entonces ya habrán aprendido a hacerlo por sí mismos. 

2. Cálculo a ojo

Otra actividad frecuente en las tareas de matemáticas manipulativas en primaria que hemos hecho durante el confinaminto es la de calcular a bulto, sin contar, mostrándoles dibujos o poniéndoles conjuntos de cosas en diferente cantidad. Por ejemplo 4 pares de zapatos y 8 gorras; 6 niños y 4 sillas, etc. Se evita que cuenten con los dedos y se agiliza el cálculo mental. A bulto, pueden hacer sus predicciones y posteriormente contar las unidades y comprobar si han acertado. Además, a veces no hacen preguntas que puedan responderse directamente con números sino que se les pide que indiquen si hay más o menos, si sobran o faltan, si algo es igual, mayor o menor que otra cosa. 

3. Series de números

Consiste en ordenar imágenes de forma consecutiva. Por ejemplo, imaginad una ficha de dominó que muestra un solo punto, otra con 2, con 3, con 4… En ocasiones se introduce una dificultad extra al alternar formas geométricas o colores. Los niños pueden tender a hacer la agrupación entre todos los que tienen un formato igual (por ejemplo reunir todas las imágenes de estrellas o de círculos) en lugar de relacionarlas por las unidades. Esto les empuja también a detenerse leyendo los enunciados de las preguntas, y es que a veces se van derechos a hacer la actividad sin haberse planteado siquiera qué le están pidiendo exactamente. 

4. Matemáticas manipulativas para la vida real

Otra actividad ha sido la de medir cantidad de objetos de la casa: los muebles de su habitación, la longitud de las paredes; decidir si la distribución actual es la óptima según su espacio o se podría mejorar, etc.  Yo esto no lo aprendí hasta que puse por primera vez un pie en un Ikea, por eso me maravilla que con 6 años la niña pueda razonar espacialmente de esta manera. Verás las prácticas intensivas que vamos a hacer en cuanto podamos escaparnos a la tienda sueca. En la última le preguntaban si podría colocar un adorno, por ejemplo una alfombra de unas medidas determinadas, en su suelo o le estorbaría con los muebles, etc. Así crecen comprobando en primera personas que las matemáticas son realmente útiles en su vida cotidiana fuera de la escuela, que es de lo que se trata.

5. Memorizar las tablas de multiplicar

Ante esta duda del padre de mis churumbeles, la maestra nos indicó que puestos ejercitar la memoria, mejor escojamos poemas o canciones, pero que dejemos esa torturita antigua de las tablas y que mejor le enseñemos a usar una calculadora. ¡Qué antiguos somos! Casi le da un parraque a la niña al ver que pulsando los números en ese aparatito le salían los resultados por arte de magia. A ver lo que tarda en decir que pasa del resto de manipulaciones matemáticas porque con la calculadora ya tiene bastante. 

Os he puesto sólo unos pocos ejemplos relacionados con la numeración, el cálculo y las medidas pero también hay ejercicios similares relacionados con la lógica, estadística, azar, espacio y forma. Otra ventaja que le veo al uso de las matemáticas manipulativas en primaria es que les permite moverse, de forma que durante el rato de estudio no deben estar siempre sujetos a una mesa y una silla de la que no se pueden levantar y un papel del que no se pueden salir. Mi mochuela cada vez tiene más paciencia y capacidad de concentración y es capaz de permanecer sentada mientras hace este tipo de actividades, lo cual no quiere decir que muestre siempre la mejor predisposición del mundo para llevarlas a cabo. Por eso, cuando durante una misma tarea puede ir a buscar objetos, reunirlos, moverlos, mediarlos, cambiarlos de lugar, etc. la tarea se parece más a un juego que a una obligación.

¿Vuestros peques también han trabajado con las matemáticas manipulativas? ¿Pensáis que es un sistema genial para evitar el exceso de fracaso escolar que tenemos en España en relación a esta asignatura?

Esto te puede interesar

Sin comentarios

¡No te cortes, deja un comentario!

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.