Decoración

Vestidor y despacho juntos. Si no te sobran los metros en casa…

Vestidor y despacho juntos

Cuando empezamos con la reforma sin obras del baño, hace ya 2 veranos, decidimos dar el paso de quitar el despacho para transformarlo en el dormitorio de mi churumbelito. En aquel momento creí que la reubicación de mi zona de trabajo iría para largo. Para muy largo. Exactamente, que no se produciría hasta septiembre de 2020, la fecha en la que mi mochuelo chico irá al colegio y podré desplazarme de nuevo desde la mesa del salón, donde lo vigilo mientras juega en ese caos de juguetes que tenemos en la habitación más grande de la casa, hasta mi rinconcito ¿privado? Privado es mucho decir. Mientras estén en la escuela será ideal, pero en cuanto vuelvan ¡vuelta al salón si me queda tarea pendiente! Sin embargo, una vez metidos en faena, al final decidimos tirar para adelante con todos los cambios, y no dejar esa habitación de la mano de Dios, a la espera de que se convirtiera en el nuevo cuarto de los trastos, como había ocurrido con el anterior despacho. Como me he aficionado a Pinterest (¿quién lo iba a decir?), pese a que luego en casa las cosas no luzcan de la misma manera, busqué ideas para poner vestidor y despacho juntos. Bueno ¡qué maravillas hace la gente! Y qué sorprendente es la cantidad de metros de esas casas. Porque las que eran pequeñas no quedaban tan monas y las que eran grandes ¡seguro que podrían haber tenido ambos conceptos por separado! En fin, que volviendo a la vida real mis aspiraciones eran bastante modestas.

1. Tener una mesa y una silla

Punto y final. ¿No me digáis que era mucho pedir? El problema es que nuestro anterior escritorio medía 2 metros de largo, porque nosotros, cuando éramos novios y nos queríamos, nos visualizábamos trabajando mucho en casa, y a la vez. Cosa que no ha pasado jamás, en estos 12 años que llevamos viviendo juntos hasta la llega del coronavirus. Si este hombre se trae trabajo a casa, ya puede usar mi mesa, o la del salón, o la de la cocina ¡será por mesas para instalarse media hora! Así es que se acabó lo de meter a presión muebles gigantes en habitaciones diminutas. En cuanto a estética, me gustaban mucho los escritorios con tablero de cristal sobre caballetes de madera blanca. Todo muy ideal y muy poco práctico: sin cajones para almacenar nada, con niños que pusieran en peligro el bloque de vidrio y mucho más caros que los escritorios estándar de aglomerado que ya vienen completos. En Ikea encontramos este modelo Brusali por 50 euros y no lo pensamos mucho más. La silla, que también es de Ikea, ya lleva 12 años con nosotros ¡y sumando! Costó 129 euros en su época (no sé cómo se me fue la cabeza para invertir tanto en la silla, pero me gustó el tapizado y me volví loca) así es que ya puede acompañarme muchos años más.

vestidor y despacho juntos

2. Vestidor y despacho juntos. ¿Quién es el protagonista?

Yo he optado por el vestidor. La mesa está colocada bajo la ventana, de la forma más discreta posible. De hecho, hubiera preferido pegarla a esa misma esquina izquierda pero tapando el radiador, cosa que fue imposible porque es muy alto y por más medidas que tomé, la única opción factible eran mesas de altura regulable que eran bien horrorosas ¡o mega caras! En definitiva, que diese la sensación de que esto sigue siendo el vestidor que fue en su origen. Cuando compramos el piso, este dormitorio ya estaba así. Implica perder una habitación para tener un espacio divino de almacenamiento, pero como todos tenemos nuestro propio dormitorio, de momento estamos súper agradecidos de habérnoslo encontrado ya todo hecho. Hay tal cantidad de armarios que nunca podría parecer un despacho más que un vestidor, así es que mejor no quebrarse la cabeza intentando negar la evidencia. Este hombre prefería poner el escritorio donde veis el banquito para calzarnos, junto al espejo, pero eso, además de quitarnos espacio y de poner un obstáculo inútil en todo el centro de la habitación, quedaba bastante peor y lo achicaba todo. Con lo obsesionada que estoy yo porque nuestros pocos metros luzcan mucho más. Así es que todo alejado de la puerta para poder hasta bailar en el centro si nos da la gana.

3. Unos cuantos adornos monos para apropiarte de tu espacio

Me he sentado poquísimas veces aquí desde que tengo vestidor y despacho juntos. Pero en esas contadas ocasiones en las que este hombre ha estado con los niños y yo ahí, de madre autónoma, es cierto que me siento como si tuviera un trocito de mundo para mí de verdad. Lo único original de mi rincón son esos puntos negros de vinilo, recuperados de la decoración del cambiador de mi churumbelito, que antes estaba instalado en esta habitación. Son de Experiencia bebé y llevan ya casi 2 años en casa ¡impecables! Los he despegado de su anterior ubicación y no han dejado residuos en la pared. Los he colocado de nuevo alrededor del escritorio y se han adherido a la perfección. ¡Merecen mucho la pena! Además de mis lunares (de los que este hombre reniega, pero he ocupado tan poquita pared que algún gusto me tendrá que permitir), he colocado sobre el radiador un cuadro con una lámina de Laucreativa con una frase de “Lo que el viento se llevó” que es mi película favorita (junto con “El padrino”, que llevo años dándole vueltas al tema y aún no sé decidirme entre ambas). Quería colgarla frente al escritorio pero ahora tengo la ventana. Así es que de momento la mantengo ahí apoyada, porque milagrosamente ¡los niños no se han interesado por ella! Y no me la han tirado al suelo ni una sola vez.

Así andamos, optimizando el espacio como buenamente podemos. La ubicación creo que podrá ser la definitiva, porque excepto por un pequeño rincón en el salón, pocas posibilidades tenemos para colocar una mesa de trabajo en otro lugar. ¿Os inspirais mucho en Pinterest para los arreglos del hogar? ¿Os queda tan ideal como lo que habéis encontrado, o demasiado realista y de andar por casa como a nosotros? Ahora me despido por vacaciones y porque en los meses de agosto a mí me da por hacer innovaciones en casa y como debemos despedirnos del cambiador del mochuelo, tendremos entretenimiento para los días de ¿descanso? ¡Nos vemos en septiembre!

Esto te puede interesar

2 Comentarios

  • Responder
    Ana María
    27 julio, 2020 at 18:09

    Hola!

    Ya me gustaría tener una habitación sólo para meter la ropa 😀 En mi casa ideal necesitaría una habitación grande para poner el ordenador, la máquina de coser y una mesa larga (me he hecho varios trajes de flamenca y veo necesario una mesa que no sea pequeña), un sitio para hacer manualidades.. Más los dormitorios 🙂

    Disfruta de las vacaciones y ya te leeremos en septiembre:)

  • Responder
    Ana
    30 agosto, 2020 at 21:20

    Hola! una pregunta, cuáles son las medidas de tu habitación despacho / vestidor??? nos hemos comprado un piso sobre plano y de momento solo puedo hacer cábalas con papel y lápiz 🙂 un saludo!

  • ¡No te cortes, deja un comentario!

    La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.