Inventos útiles

Eureka! Cup y adiós a las complicaciones con la copa menstrual

Eureka! Cup

Hace unos años, tras mi laaargo primer postparto, os conté cómo había pasado de las reticencias al apasionamiento con este invento: la copa menstrual. Casi 6 años de uso después, interrumpidos por mi segundo embarazo y nuevamente laaaargo postparto, solo había un puntito que veía como mejorable en mi primer modelo (que sigue resistiendo hasta hoy): el tema del vaciado, principalmente fuera de casa. Por eso, cuando desde Sensual Intim me permitieron probar su novedoso modelo de copa menstrual, Eureka! Cup, ¡no me lo pensé! Y cuánto me alegro de mi decisión, porque definitivamente, el sistema de vaciado de Eureka es lo que le faltaba a este invento para ser perfecto ¡al menos para mía!

Mi Kit menstrual de Eureka! Cup

Este lote de productos no podría ser más ideal. Mi anterior copa solo tenía una bolsita para guardarla entre un periodo y otro, pero para higienizarla tenía que hervirla en un cazo normal y corriente. En el momento del estreno ya aluciné al ver el vasito esterilizador, de silicona, plegable y portátil que incluye la Eureka! Cup. 2-3 minutos al microondas y tu copa queda lista para ser usada. Verás que si usas agua del grifo, quedarán unas marcas blancas, que se pueden limpiar fácilmente, pero si te molesta este resto puedes usar agua embotellada. Además, incluye un jabón para la higiene íntima que uso para lavar la copa una vez al día, y un pequeño neceser para poder transportar todo tu kit en esos días del mes. Un formato sencillo al que no le sobra ni le falta nada. Todo un acierto.

Eureka! Cup, la copa menstrual que se vacía sola

Como durante estos años he teletrabajado, el principal problema de otras mujeres ha pasado prácticamente desapercibido para mí: el vaciado de la copa menstrual cuando no estás en la comodidad del baño de tu casa. Como mi sangrado tampoco es excesivo (uso la talla M/L de esta marca), podía aguantar perfectamente hasta 12 horas sin realizar el cambio y jamás he tenido una fuga a traición. Pero me pongo en la piel de quienes no pueden aguantar tanto tiempo con ninguno de los artilugios mensuales presentes en el mercado y recuerdo mis desvelos con compresas y tampones: escapes, ropa manchada, incomodidad, esa sensación de que algo fluye fuera de lugar incluso cuando no fluye nada… Por eso, para quienes ven una complicación en tener que vaciar la copa menstrual en un baño ajeno (trabajo, local público, etc.) el tubito desplegable de Eureka! Cup supondrá una verdadera revolución. La copa termina en un tubo de silicona, flexible y abierto que simplemente tienes que colocar apuntando hacia el interior de tu vagina. Cuando vayas al baño, o creas que es el momento de vaciarla, extraes el tubo y ¡sale disparado! Absolutamente todo, incluso los pequeños coágulos que se forman en la copa. Las primeras veces desconfiaba un poco de que quedara totalmente vacía, así es que la sacaba y me la volvía a colocar en cada vaciado ¡pero estaba perfecta! Eso sí, al menos una vez cada 12 horas, como máximo, conviene lavarla correctamente, mínimo con agua y a poder ser con jabón. Sin embargo ¡el resto del día no tendremos que volver a manipularla!

Otras diferencias de esta copa menstrual

Al verla por primera vez, me pareció bastante más pequeña que mi primer modelo. El diámetro era similar pero la longitud de la copa, sin contar con el tubo de vaciado, era bastante menor. Esto me hizo pensar que quizás no podría aguantar tantas horas sin vaciarla (con la anterior llegaba a las 12 horas sin problemas) pero no ha sido así. Además, cuando voy al baño por otros motivos durante el día, no me cuesta nada sacar el tubito de vez en cuando e ir vaciando el contenido “por si acaso”. Incluso probándola 12 horas seguidas no he tenido escape, ni de día ni de noche. El sellado es perfecto. Además, como madre que no conoce la intimidad en el aseo desde que mi hija mayor comenzó a gatear, es mucho más discreto el vaciado de la Eureka! Cup que tener que extraer, lavar y volver a colocar cualquier otra copa menstrual con los niños delante ¡y las explicaciones que exigen! Existen 3 tamaños en función del estado de tu suelo pélvico y de la cantidad de flujo menstrual que tengas. Cada modelo se puede comprar de forma individual, en packs de varias tallas o en otros prácticos kits con los complementos que he comentado. El precio es muy razonable y más teniendo en cuenta que la copa menstrual suele tener una vida útil de unos 10 años, en los que te ahorrarás un montón de dinero (y de descalabros medioambientales) en comparación con otras opciones tradicionales como las compresas y los tampones, de los que necesitarás cientos y cientos durante una década.

¿Ya te has decidido por la copa menstrual? Porque yo he pasado de darme mucha aprensión su manipulación a no poder vivir sin ella.

Esto te puede interesar

Sin comentarios

¡No te cortes, deja un comentario!

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.