Moda

Zapatos para el colegio en primaria e infantil. ¿Acertaremos esta temporada?

Zapatos para el colegio en primaria e infantil

¡Llamadme apretadita! Sí, mis churumbeles empezaron las clases el 13 de septiembre y fueron aún con zapatillas de lona, sandalias, chanclas y cosas frescas porque aquí seguíamos a más de 30 grados durante el día. Pero cuando yo me pongo con la vuelta al cole, me pongo hasta con el último detalle, porque sé que aquí se ha acabado lo del entretiempo hace mucho, y que ahora lo habitual es que sea verano hasta que de repente, una mañana nos levantamos casi en invierno y estos están aún con los zapatos por comprar. Antes de ponerme a elegir las novedades en zapatos para el colegio en primaria e infantil claro que he hecho 3 revisiones de lo que teníamos en casa:

Lo que pueden usar del año anterior, o seguir estirando del verano (en el caso de las zapatillas deportivas de lona de la niña, porque no va a llegar el frío polar el primer día) donde mi churumbelito va a ser el más exitoso, porque aún tiene unos deportivos que con calcetín finito le van bien y unas botas de agua que no usó durante el confinamiento, que parece que también.

Lo que no vale de ninguna manera, que en el caso de mi bichilla es prácticamente todo, porque lo que tenía el año pasado era de la talla 35 y ya vamos por la 37 (38 dependiendo del modelo). Mi gozo en un pozo.

Lo que pueden heredar de su prima y entre sí. La niña suele volver de las vacaciones de verano con calzado que le quedó pequeño a su prima tras un par de usos, y el mochuelo tiene zapatillas deportivas de esas que guardas porque aún son grandes y cuando te acuerdas de ellas ¡ya son pequeñas! Herencia de su hermana. Y una vez hecha la lista de necesidades ¡a elegir con cabeza! Porque entre lo deprisa que cambian de talla, lo destrozonas que son mis criaturas y los precios desorbitados del calzado infantil en muchas tiendas, ya casi que compramos exclusivamente por el precio.

1. Botas y más botas

Mi mini diva preferiría lucir bailarinas todo el año, pero tiene un problema grave y es que es la más friolera de la familia, con diferencia. Y todos sabemos que el frío nos ataca por los pies, así es que después de jubilar sus anteriores botas australianas (de los pocos zapatos que ha podido aprovechar durante casi 2 cursos completos) ¡repetiremos la jugada! Nuevas botas australianas, en un color entre salmón y arena (más arena cuanto más se reboce en el patio del colegio) fácilmente combinable con casi todo y que preveo que será su calzado de diario, excepto el día en que tengan que hacer deporte en el cole. Tiene todo lo que ella necesita por orden de prioridades: glamour (sí, este es su primer punto a tener en cuenta); pelo abrigado; son mega cómodas y se las puede poner ella sola. Esto es imprescindible, porque al colegio no pueden llevar calzado para el que necesiten ayuda y ella no sabe aún anudarse los cordones (camino de los 8 años, en fin). Para los fines de semana ¡más botas! Pero esta vez botines glitter en rosa y con purpurina ¡faltaría más! Ya visualizo el primer encontronazo, el día en que quiera llevarlas al colegio, yo le diga que no, porque tras una sesión de patio ya no volverán a estar así de preciosas, y empiece el drama. Pero también sé que será comprensiva y que recordará esas distinciones que hacemos cada año entre vestuario para el colegio, para el parque, para lucirse porque sí…

2. Zapatos para el colegio en primaria e infantil ¡de batalla!

Aunque no tienen por qué ser feos, os lo digo ya. Mi churumbelito, al contrario que su hermana, irá prácticamente a diario con zapatillas deportivas baratas: algunas de su hermana que aún le quedan grandes y estas clásicas zapatillas de piel, que dan un aire informal pero más arreglado para poderlas combinar con ropa más allá del chándal. Además, necesitamos zapatos que pueden lavarse en la lavadora sin que se resientan porque ¡la vida se ve de otra manera!No sé cómo serán vuestros churumbeles, pero los míos son de enmierdarse de arriba a abajo a diario en ese patio de colegio con tierra de una punta a la otra que tienen. Para fuera del patio de tierra, para los paseos familiares, los fines de semana y el frío pelón, me he decidido a probar las famosas botas pisacacas. Sí, el nombre se las trae, pero tienen pinta de súper cómodas, suela aislante y antideslizante, además de muchos tipos de modelos, de colores y de cierres, pudiendo elegir las de velcro o cremallera para fomentar la autonomía de mi miniatura. Estuve tentada de cogerle este mismo modelo en fucsia para la niña, porque me hace ilusión que de vez en cuando se vistan a conjunto, pero se cruzaron las de purpurina en su camino y ya no hubo negociación posible.

3. Antojos de calzado infantil para la lista de regalos

En el fondo, mis mochuelos tienen buenas fechas de nacimiento para este tipo de regalos, porque en noviembre aún estamos ultimando todos los modelitos de otoño-invierno de la niña, y el pequeño cumple años en plenas rebajas de enero ¡una locura para renovar el vestuario! En principio, creo que con 2 pares nuevos cada uno deberían llegar sin problemas al final de curso, pero como no puedo controlar el ritmo al que les crecen los pies, tengo una listita de ideas por si tenemos una emergencia en algún momento: si estamos llegando a la primavera, le daría a la niña el gusto de unas bailarinas con más glitter ¡así de monas! Al pequeño, igual lo modernizaría aún un poco más, con modelos como esta mezcla de botas y zapatillas estilo yeti ¡que me encantan! Mi madre las ve muy radicales para un bebé, pero tienen una pintaza de cómodas que no creo que a él le importase lucirlas como zapatos para el colegio.

¿Qué tal lleváis la selección de zapatos para los peques esta temporada? ¿Repetiréis modelos de otros años o vais a probar diseños nuevos?

Esto te puede interesar

Sin comentarios

¡No te cortes, deja un comentario!

La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicitamos es para gestionar los comentarios que realizas en este blog. Legitimación: Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu legítimo consentimiento para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario descritas en la política de privacidad. Como usuario e interesado te informamos que los datos que nos facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa Europa S.L., con domicilio social en Madrid, C/ Almagro 11 6º 7ª 1 C.P. 28010 España. El hecho de que no introduzcas los datos de carácter personal que aparecen en el formulario como obligatorios podrá tener como consecuencia que no pueda atender tu solicitud. Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en info@planeandoserpadres.com así como el Derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control. Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de privacidad y cookies que encontrarás en el menú del blog.